Z6_9AH8HCC0P8I180Q7K6KMLPJQP0
Z7_9AH8HCC0P8I180Q7K6KMLPJQP3

Autoexamen

¿Qué debés saber?

El cáncer mamario es uno de los tumores malignos más frecuentes y agresivos, sin embargo, detectado y tratado a tiempo, puede ser curable en su totalidad.

El autoexamen no se debe utilizar para reemplazar, sino para complementar, el examen clínico de las mamas, realizado por un profesional de la salud y la mamografía.

Las mujeres deben hacerse este autoexamen a partir de los 20 años y durante toda su vida; aún si están embarazadas o despúes de la menopausia.

Conocé los movimientos básicos y principales para hacerte el autoexamen de mama:

1. Radiales

Comenzá por un lado del seno y mové los dedos hacia el pezón y de regreso. Revisá todo tu seno y la zona de la axila y la parte superior del pecho.


2. Líneas

Iniciá por la zona de la axila y desplazá los dedos hacia abajo poco a poco hasta que se encuentran debajo del seno. Seguí subiendo y bajando hasta que haya cubierto toda el área.


3. Círculos o espiral

Comenzá por la parte exterior del seno y mové los dedos alrededor de todo el seno, trazando círculos cada vez más pequeños que te acerquen al pezón.



Ponele atención a las anomalías que podrían aparecer en tus mamas

El cáncer de mama no da señales evidentes en sus etapas iniciales, pero cuando aparecen pueden ser diferentes en cada persona. ¡Mantenete alerta!

Si encontrás una o más de estas anomalías, contactá a tu médico de confianza, este te orientará sobre los exámenes necesarios para confirmar o descartar un cáncer de mama.

Fuente: Dirección de Comunicación Organizacional CCSS


Regresar