Z6_9AH8HCC0P8I180Q7K6KMLPJ6I5
Z7_9AH8HCC0P8I180Q7K6KMLPJ6A6

Prevení

1. Hacé actividad física:

Realizá de 30 a 60 minutos de ejercicio todos los días.


2. Procurá tener una buena alimentación:


Consumí una dieta rica en verduras, frutas, baja en grasas animales y aumentá el consumo de fibra, como cereales integrales.


3. Mantené tu peso ideal:

Evitá el sobrepeso y la obesidad.


4. Si sos mamá:

Alimentá a tus hijos con seno materno; con esto te protegés vos y a tu bebé.


Es más frecuente el cáncer de mama si tenés factores de riesgo

Tomá en cuenta los factores más comunes:

  • Si existen antecedentes familiares de cáncer de mama.
  • Si tenés más de 45 años de edad.
  • Si has tenido antecedentes de quistes en el pecho.
  • Si te embarazaste por primera vez después de los 30 años.
  • Si llegaste a la menopausia después de los 50 años.
  • Si tu primera mestruación fue antes de los 12 años.
  • Si has utilizado terapia hormonal por más de 10 años.
  • Si no has tenido hijos (as).




¡Datos importantes sobre la mamografía!

  1. El mejor momento para hacerte la mamografía es 10 días después de la menstruación, de tal modo que las mamas no están tan sensibles y así duele o incomoda menos.
  2. Hacerte la mamografía cada 2 años, entre los 45 y los 69 años de edad, ¡puede salvarte la vida!
  3. Una lesión pequeña es más fácil de tratar y tiene menos complicaciones, por eso es tan importante realizarse una mamografía, ya que existe la posibilidad de encontrar lesiones pequeñas antes de que se sientan, se vean o se toquen, esto es más fácil de tratar y tiene menos efectos sobre el cuerpo.
  4. Es posible que tengás temor a la mamografía, pero más bien hay que trasformar ese temor en valentía, de esta manera se refuerza la oportunidad de la detección temprana, al señalar e identificar los beneficios de la intervención oportuna.

    Fuente: Dirección de Comunicación Organizacional CCSS

Regresar

Detectarlo a tiempo puede salvarte la vida